Archivo de la categoría: Sociedad

Marginados: Pueblos indígenas en Paraguay crecen en número y en miseria

ESPECIAL. La población indígena va en aumento al igual que la “no indígena” en Paraguay, según el último censo oficial. Los números pueden desacreditar la creencia de que el pueblo indígena tiende a desaparecer en el país. Mientras, hay un preocupante desplazamiento marginal a los centros urbanos. De 38 mil en 1981, la población originaria ha aumentado a más de 115 mil hasta el 2012.  Hay dos posibilidades: No fueron parte de los censos en décadas pasadas o, en verdad, antes que desaparecer, la población indígena cada vez es mayor. Lo cierto es que creen en número y en miseria.

Por Richard E. Ferreira Candia – @RFerreiraC
Mujer indígena en la calle.

Asunción, 23/03/2014 (20Medios) Es común escuchar preocupaciones sobre la desaparición de los pueblos indígenas en Paraguay, siguiendo la lógica de que a medida que pasan los años los nativos van desapareciendo por la modernización o integración a las poblaciones “no indígenas”. Muy por el contrario, al menos tomando los datos oficiales, se debe indicar que la población indígena paraguaya ha aumentado de manera considerable en las últimas tres décadas, sin que ello quiera decir que los pueblos mantengan sus costumbres en un 100 por ciento. Hablamos de números.

20Medios hace un análisis del último Censo Nacional de Población y Viviendas para Pueblos Indígenas 2012, para explicar el alcance que tienen los pueblos indígenas en el país. Estos datos aparentemente no son suficientemente considerados por las autoridades del Estado para buscar soluciones a los graves problemas que tiene este sector, que se debate entre la pobreza y la difícil tarea de mantener su cultura. Se parte de una cuestión equívoca de creer que no es un problema de gran dimensión “porque los indígenas no son muchos”. Sin embargo, es más notoria la problemática que se ve reflejada en la cada vez mayor invasión indígena en los centros urbanos, no precisamente para integrarse al mercado laboral, sino de manera marginal.

En enero pasado, desde el INDI, según publicó la Agencia de Noticias EFE, se informó que «el 76 por ciento de los aproximadamente 116.000 nativos del territorio de Paraguay se encuentran en situación de pobreza extrema».

La población indígena de Paraguay aumentó un 29,5 % entre 2002 y 2012 hasta colocarse en 112.848 personas (el 1,68 % del total de la población), según un censo preliminar presentado en diciembre por la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censo (DGEEC). Hoy se estima que llegan a 116 mil aproximadamente. Para este material, nos basamos exclusivamente en los datos oficiales.

Para comprender la dimensión de esta problemática se debe indicar que los indígenas en Paraguay, como paraguayos, tienen los mismos derechos y obligaciones que todos, aunque para preservar a los pueblos la misma Constitución Nacional establece algunas consideraciones que deben tomarse en cuenta, como que son “grupos de cultura anteriores a la formación y organización del Estado paraguayo”.

Igualmente, se establece que “queda reconocido y garantizado el derecho de los pueblos indígenas a preservar y a desarrollar su identidad étnica en el respectivo hábitat”, y que “tienen derecho a la propiedad comunitaria de la tierra, en extensión y calidad suficientes para la conservación y el desarrollo de sus formas peculiares de vida”.

En la Carta Magna se afirma que “el Estado les proveerá gratuitamente de estas tierras, las cuales serán inembargables, indivisibles, intransferibles, imprescriptibles, no susceptibles de garantizar obligaciones contractuales ni de ser arrendadas; asimismo, estarán exentas de tributo”.

Los indígenas en la Constitución Nacional de Paraguay

Los indígenas en la Constitución Nacional de Paraguay1A modo de análisis, debemos preguntarnos ¿cuántas de estas consideraciones constitucionales son tenidas en cuenta hoy?  A diario, con solo recorrer las calles de Asunción, sobre todo en las zonas de mayor circulación como la Terminal de Ómnibus, se puede no apreciar sino lamentar la situación en la que viven cientos de indígenas que llegan a la capital para buscar una mejor condición de vida. Se han apostado en plazas y hasta incluso frente a la institución estatal que debe velar por ellos, el Instituto Nacional del Indígena (INDI).

Niños indígenas en las calles de AsunciónDebemos sumar al traslado de los indígenas a los centros urbanos (no solo se da en Asunción, sino en otras localidades como Ciudad del Este, Coronel Oviedo, San Estanislao y más), la problemática de la tierra. Muchas parcialidades tienen problemas en la titulación de sus tierras y muchas más son sistemáticamente expulsadas por el avance del agro.

Y a estos dramas hay que agregar el escaso interés de los órganos del Estado a cuestiones primarias como la atención de la salud y la educación. No son noticias o informaciones nuevas estas consideraciones. Es más, se han vuelto tan comunes en el día a día que hasta dejaron de ser “noticias” las muertes de indígenas por condiciones de extrema pobreza, falta de acceso a servicios básicos como el agua potable o contaminación por agroquímicos.

Siguiendo con los datos de números, vamos ahora a lo que son las poblaciones indígenas. Para comprender el complejo esquema en el que se desenvuelven estas poblaciones es importante indicar que una cosa es decir “pueblo indígena” en su conjunto, pero muy diferente sobre cómo viven en el interior de esa población. Las parcialidades están divididas y son como varios países dentro de una gran nación, con reglas diferentes, costumbres diferentes. Eso hace que para las mismas instituciones del Estado sea difícil lograr una cohesión que permita encontrar un nuevo camino para solucionar los problemas. Veamos.

LA POBLACIÓN INDÍGENA. Los pueblos indígenas están formados por familias lingüísticas, que citamos a continuación:

1. Guaraní
2. Lengua Maskoy
3. Mataco-mataguayo
4. Zamuco
5. Guaicuru

Pueblos indígenas. Parcialidades

Y estas familias lingüísticas están conformados por grupos, que se listan abajo:
Guaraní
• Ache
• Ava Guarani
• Mbya
• Pãi Tavyterã
• Guarani Ñandeva
• Guarani Occidental

Lengua-Maskoy
• Toba-Mascoy
• Enhlet-Norte
• Enxet-Sur
• Sanapana
• Toba
• Angaite
• Guana

Mataco-mataguayo
• Nivacle
• Maka
• Manjui

Zamuco
• Ayoreo
• Ybytoso
• Tomaraho

Guaicuru
• Toba-Qom

LOS NÚMEROS INDÍGENAS. La Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC), publicó en 2013 el resultado del III Censo Nacional de Población y Viviendas para Pueblos Indígenas 2012, en el que agrupa interesantes datos, poco difundidos y considerados hasta ahora.  Aclaró que eran datos preliminares y que para los resultados definitivos también se tiene en cuenta el Censo Nacional de Población y Viviendas 2012.

En este trabajo se publican algunos de esos datos, como cantidad de población indígena, población por departamentos, crecimiento por género y otros datos que pueden ayudar a una discusión más a fondo sobre los problemas que atraviesan las parcialidades nativas en todo el país. (Pueden descargar el documento completo en PDF)

Entre los datos más significativos desde luego está la cantidad de población indígena actual en Paraguay. El Censo Nacional de Población Indígena y Viviendas para Pueblos Indígenas 2012 menciona que la población es de 112.848 personas, que sumadas a los datos del Censo Nacional de Población y Viviendas 2012 (3.096), puede dar el número de indígenas en Paraguay: 115944. Este es el número que registra hoy la DGEEC, por lo que es el número oficial de la población indígena actual.

Indígenas en Paraguay. Fuente DGEEC

Los números hablan por sí solos. La institución hace una comparación de la cantidad de indígenas en las últimas décadas, tomando los censos realizados desde la década del 80. Se registra un considerable aumento en números, que puede significar que en los anteriores censos no fueron registrados debidamente como tales o confirma verdaderamente un considerable aumento en la población, rompiendo el mito de que los “pueblos indígenas están desapareciendo”. Los datos indican que en 1981, la población indígena era de 38.703, en 1992 llega a 49.487, mientras que para el 2002 trepa a 87.099, llegando en el 2012 a 112.848, según el Censo Nacional de Población  Indígena del Paraguay 2012. En este punto, se debe recalcar de nuevo que para la sumatoria general de población, la DGEEC también tiene en cuenta el resultado del Censo Nacional de Población y Viviendas 2012, por lo que el dato final es de 115944 indígenas hasta el 2012.Pueblos indígenas. Censo 2012Pubelos indígenas. Evolución de población

 Pueblos indígenas por Departamento. La mayor cantidad de indígenas está concentrada en el Departamento de Boquerón, Chaco Paraguayo, con un 22,9%. Le sigue el departamento de Canindeyú, con el 21,2%, Amambay con el 11,9%, y Caaguazú con el 10,5%, citando los cuatro primeros. Como se notará, son departamentos alejados y considerados como pobres. Tratemos de imaginar por unos segundos la situación de vida de esos pueblos.Pubelos indígenas. Por departamentos

Pubelos indígenas. Por género

Mujer indígena en la calle.A modo de conclusión. Los datos oficiales de la DGEEC son sumamente importantes para el análisis de la situación de los pueblos indígenas. Deben dejar de ser números fríos para ser tomados en cuenta por los órganos del Estado de manera a considerar la problemática como algo grave. Como se indicó al inicio de este material, los pueblos indígenas han crecido de manera considerable en número o no fueron tenidos en cuenta para los censos en años anteriores. Sea como fuera, hoy, según los mismos datos oficiales que maneja el Gobierno, la población más vulnerable y menos atendida por el propio Estado la integra más de 115 mil personas. 115 mil paraguayos que tienen todo el derecho de tener una vida digna.

***

Puede bajar el documento de la DGEEC (PDF)

Pueblos indigenas en el Paraguay Resultados preliminares – CNI 2012 (1)

Deja un comentario

Archivado bajo Especiales, Noticias de Paraguay, Política, Sociedad

Asunción, la más calurosa: Hasta se puede cocinar en el asfalto

«En Paraguay es posible cocinar sobre el asfalto» fue el llamativo título que apareció en el diario La Nación de Argentina. Otro medio en el mismo país reseñó «Calentamiento Global en Paraguay: cocinan en el asfalto para llamar la atención». Se refieren a la iniciativa de World Wildelife Foundation (Paraguay) que hizo cocinar al cheff Rodolfo Angenscheidt en plena calle de la calurosa Asunción.Cocina en el asfalto.

La actividad que tuvo destaque en medios argentinos se desarrolló el lunes 24 de febrero y no solo debe llamar la atención por el «espectáculo», sino porque -como se describe en una de las notas que compartimos en este espacio – «la organización Weather Extremes (que monitorea el clima en el mundo) ubicó a la ciudad de Asunción, como la más calurosa, seguida por Paulo Alfonso (Brasil) y Salto (Uruguay), entre otras».  Y de ahí a la advertencia: «El cambio climático y la deforestación son algunas de las causas de esta situación». Y nos recuerdan: «El Paraguay es uno de los más deforestados de la región. En los últimos 50 años el 80% de los bosques nativos paraguayos fueron arrasados».

20Medios comparte en este apartado dos materiales publicados por medios argentinos.

Publicación en el diario La Nación, Argentina (Blog de Jesica Rizzo)

Título: «En Paraguay se puede cocinar en el asfalto»

Por Jesica Rizzo

Este verano fue terrible, con temperaturas de casi 50 grados de sensación térmica en Buenos Aires que hacía casi imposible respirar, pero nuestros vecinos de Paraguay lo pasaron peor.

La organización Weather Extremes (que monitorea el clima en el mundo) ubicó a la ciudad de Asunción, como la más calurosa, seguida por Paulo Alfonso (Brasil) y Salto (Uruguay), entre otras.

Tuvieron temperaturas tan altas que, literalmente, ya se puede cocinar sobre el asfalto. Un par de huevos, carne, las manos de un chef como Rodolfo Angenscheidt y el calor del asfalto hicieron posible el “Global Warming Menu”, un almuerzo cuyo menú fue cocido en menos de 5 minutos con el calor del asfalto de la capital guaraní.

¿Pero cómo es posible que hoy en Asunción se pueda cocinar con el calor del asfalto? La explicación es compleja, pero en realidad una palabra basta para entender la causa madre: la deforestación.

El Paraguay es uno de los más deforestados de la región. En los últimos 50 años el 80% de los bosques nativos paraguayos fueron arrasados.

Un informe del Monitoreo Satelital de Deforestación de la Región Oriental de la Organización Mundial de Conservación (WWF, por sus siglas en inglés) hace visible que la deforestación fue incrementándose anualmente de tal manera que hoy se necesitan medidas urgentes para paliar semejante devastación.

El Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA) es parte del Complejo Eco-regional “Bosque Atlántico”, que comprende 15 eco-regiones entre la Argentina, el Brasil y el Paraguay.

El Bosque Atlántico es considerado por los científicos mundiales de la WWF, uno de los 200 lugares biológicamente más importantes de la tierra. Algo así como un “Arca de Noé” representativo del planeta, por lo que su conservación no es sólo una cuestión de interés nacional y regional.

La masiva y descontrolada deforestación que está ocurriendo en los últimos años en el Chaco paraguayo, así como los focos de incendio y el humo provocado, refuerzan las crecientes olas de calor que azotan al país”, dijo Raúl Rivarola, Biólogo especializado en Bosques y Sostenibilidad de las Comunidades Locales Empobrecidas por la Universidad de Copenhague, Dinamarca.

La WWF impulsó con el apoyo de la Publicitaria Oniria/TBWA, la agencia de Comunicación Periferia, la Agencia digital Analógica, la productora Maikena y del Chef Rodolfo Angenscheidt  la acción llamada “Global Warming Menu”, que consistió en un almuerzo para invitados con un menú de alimentos cocinados con el calor del asfalto asunceño. Esta acción tuvo como objetivo de que la gente ponga atención a uno de los temas más importantes del Paraguay actual: los altos índices de deforestación de los últimos años. Para minimizar el impacto del cambio climático, WWF recomienda promover a través de acciones individuales un cambio nacional y global.

Una manera de empezar a hacerlo es participando de “La Hora del Planeta”, que tiene un gran impacto en el mundo gracias a la participación de miles y miles de personas en todo el planeta.

Tiene como propósito llamar la atención de la población mundial sobre la huella ecológica en el planeta. La huella ecológica es el impacto de las actividades humanas sobre los ecosistemas naturales del planeta.

Esta iniciativa es promovida por WWF a nivel mundial y consiste en apagar los aparatos electrónicos no indispensables, durante una hora. Este año se llevará a cabo el día 29 de marzo desde las 20.30 a 21.30hs.

 PUBLICACIÓN EN NOTICIAS POSITIVAS.ORG

Título: «Calentamiento Global en Paraguay: cocinan en el asfalto para llamar la atención»

Paraguay es uno de los países más calurosos del mundo. El cambio climático y la deforestación son algunas de las causas de esta situación. Para concientizar World Wildelife Foundation realizó una interesante iniciativa: cocinó en el asfalto.

NOTICIAS POSITIVAS conversó con Lara Huttemann, vocera de World Wildelife Foundation (WWF), organización internacional de conservación en temas ambientales. “El mito de hacer un huevo frito en el asfalto dejó de serlo en Asunción. De hecho se cocinó un menú más variado en esta acción que se llamó Global Warning Menu. La iniciativa de WWF Paraguay fue llamar la atención y explicar por qué hace tanto calor en Paraguay. El calor tiene una causa detrás y es la deforestación masiva que sufre el Chaco Paraguayo y que lastimosamente convirtió al país en el más caluroso y deforestado de la región”.

Ph: YLUUX, WWF Paraguay y Periferia Comunicación

-La consecuencia más tangible es el calor y la mayor cantidad de focos de incendio en toda la zona. También afecta a la fauna, hay más especies en peligro de extinción y animales de menor tamaño. Lo importante para nosotros es que la gente tome conciencia, entienda que esto es responsabilidad de todos. Que pueda realizarse un plan para una explotación sostenible del Chaco. Que se puedan proteger corredores biológicos que unan a las reservas de bosques y así reducir los índices de deforestación. También se debe controlar el uso del fuego en el manejo agrícola y ganadero que mueven la economía local.

Como método para generar conciencia se eligió como fuente de calor el asfalto de Asunción, ciudad que experimentó en los últimos días una ola de calor que superó los 40 grados de calor. Huevos fritos al asfalto, churrascos de lomito con polenta grillados al sol, fue el menú elegido para la ocasión. Según explicó el chef, el asfalto se eleva unos 10 grados sobre la temperatura del ambiente.

“El tema del medio ambiente no es un tema de agenda periódica de los medios locales –sostuvo Huttemann-. El impacto del evento fue tremendo, fue un éxito y se cumplieron los objetivos de poner en agenda un tema que parecía perdido y pertenecía a círculos más pequeños de acción. Fue tapa de todos los diarios, y los medios son importantes para que la gente se entere, informe e involucre. Se habló mucho en las redes sociales, y comenzó el debate y el planeamiento entre los grupos de poder del país para llevar adelante una gestión a largo plazo”.

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias de Paraguay, Sociedad

Aborto, sistema penal y derechos humanos de las Mujeres

El viernes 14 de febrero a las 19:30 hs. en el local de La Serafina, Espacio Cultural Feminista (Eligio Ayala 907 casi Tacuary), será lanzada la investigación «Aborto, sistema penal y derechos humanos de las Mujeres”. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias de Paraguay, Sociedad

Dato alarmante en Paraguay: Alto porcentaje de jóvenes «no estudia ni trabaja»

Población Juvenil. DGEECAsunción, 13 de enero (20Medios) La  falta de educación y empleo para los jóvenes es preocupante en Paraguay. Datos oficiales señalan que el 9,9% de los jóvenes de entre 15 a 19 años «no estudia ni trabaja», mientras que aproximadamente el 15% de entre 20 a 29 años está en la misma situación. Los datos estadísticos señalan que la población juvenil, conformada por las personas de 15 a 29 años de edad, representa aproximadamente el 28,5% de la población total.

La Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC) elaboró el año pasado un material sobre la «Población Juvenil» que contiene información sobre la franja juvenil paraguaya entre 15 a 29 años. El organismo explica que los datos provienen de la Encuesta Permanente de Hogares 2012, llevada a cabo entre octubre y diciembre de 2012.

«Uno de los indicadores que resalta es el porcentaje de jóvenes que no trabaja ni estudia, esta cifra corresponde al 9,9% de la población comprendida entre los 15 a 19 años de edad. En el caso de los jóvenes de 20 a 24 años y de los de 25 a 29 años, el indicador mencionado está alrededor del 15%. Se debe considerar que el fenómeno de los jóvenes que no estudian ni trabajan constituye una realidad social preocupante, principalmente porque es la etapa de la vida donde deberían estar formándose y desarrollando sus capacidades productivas», describe la DGEEC.

Señala, además, que este hecho representaría aspectos negativos tanto para el joven, como para la sociedad y la economía, ya que en el futuro cercano podrían darse ciertas condiciones desfavorables como el aislamiento o discriminación, empleo inseguro o precario, delincuencia juvenil, entre otros.

Igualmente, se detalla que «una importante proporción de la población entre 15 a 19 años (68,9%) se halla exclusivamente estudiando o, estudiando y trabajando a la vez. En el caso del grupo poblacional entre 20 a 24 años de edad, alrededor del 33% se halla exclusivamente estudiando o combina a la vez estudio y trabajo».

Entre los jóvenes de entre 25 a 29 años, gran parte se dedica exclusivamente a trabajar (70,4%), mientras que cerca del 15% se halla exclusivamente estudiando o abocado al estudio y al trabajo a la vez, dice también el organismo en su sitio web. El documento puede ser descargado (BAJAR DOCUMENTO)

ALGUNOS DATOS:

* La población juvenil, conformada por las personas de 15 a 29 años de edad,
representa aproximadamente el 28,5% de la población total.

* Cerca del 64% de los jóvenes reside en el área urbana.

* Aproximadamente, 66 de cada 100 jóvenes de 15 a 29 años participan en el
mercado laboral, ya sea trabajando (ocupado ) o buscando traba jo
(desocupado).

* Existen diferencias significativas en los niveles de actividad según se trate
de hombres o mujeres de 15 a 29 años, mientras el 77,6% de los hombres se
encuentra activo, aproximadamente el 54,3% de las mujeres está en esa
situación.

* La población juvenil femenina que reside en el área urbana presenta su tasa
de actividad superior a la que vive en el campo, mujeres urbanas 58,4% y
rurales 46,7%).

* El 9,1% de los jóvenes de 15 a 29 años busca activamente trabajo (desempleo
abierto). Esta situación afecta con mayor intensidad a las mujeres (12,1%
mujeres y 7% hombres).

* Hombres y mujeres de 15 a 29 años del área urbana presentan tasas de
desempleo abierto visiblemente superiores a los que viven en áreas rurales.
(11% urbano;5,7% rural).

* De cada 100 jóvenes activos de 15 a 29 años, cerca de 28 están subocupados;
siendo las mujeres las más afectadas.

* Cerca del 18,6% de la población joven de 15 a 29 años tiene 6 o menos años
de estudio. Existe notoria diferencia según área de residencia, en áreas
urbanas dicho indicador se reduce al 8,2%, mientras que en el área rural
alcanza el 33,7%.

* Del grupo de jóvenes de 15 a 19 años, una parte importante se halla
exclusivamente estudiando, 43,8%; además el 25,1% estudia y trabaja; el
21,2% solo trabaja y no estudia y el 9,9% no estudia ni trabaja.

* Del grupo de jóvenes de 20 a 24 años, la mayoría (51.5%) sólo trabaja y no
estudia, el 8,6% se halla exclusivamente estudiando; el 24,6% estudia y
trabaja y el 15,2% no estudia ni trabaja.

* Del grupo de jóvenes de 25 a 29 años, gran parte se dedica exclusivamente
a trabajar, 70,4%, mientras que el 2,4% se halla exclusivamente estudiando,
el 12,6% estudia y trabaja y el 14,6% no estudia ni trabaja.

* Más de la mitad (62%) de los jóvenes de 15 a 25 años que trabaja, lo hace en
el sector terciario de la economía, sobretodo en el caso de las jóvenes,
76,7%.

* De todos los jóvenes ocupados, casi el 60% se desempeña como mano de obra
dependiente o asalariada (empleado y obrero).

* La mayoría de los jóvenes que trabaja, lo hace en empresas de 5 o menos
trabajadores (53%).

* El promedio de ingreso de un joven de 15 a 29 años de edad que trabaja es
aproximadamente 1 millón 435 mil guaraníes mensuales.

* Entre los jóvenes de 15 a 29 años que trabajan como asalariados o
dependientes, solo el 30,5% se halla aportando a un sistema de jubilación o
pensión.

* Un poco más de la mitad de los ocupados asalariados de 15 a 29 años percibe
por lo menos un salario mínimo. (51,5%).

* Entre los ocupados independientes de 15 a 29 años de edad, el 11,3% declaró
tener RUC.

* Del total de la población juvenil de 15 a 29 años, el 78,2% no cuenta con
seguro médico.

* Alrededor del 47,4% de los jóvenes de 15 a 29 años accede a internet.

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias de Paraguay, Sociedad