Archivo de la categoría: Salud

Teletón Paraguay supera su meta: Recauda más de 12 mil millones de guaraníes

Una vez más la Fundación Teletón Paraguay logró alcanzar la meta de recaudación que se propuso e incluso la superó. Se marcó como objetivo un poco más de 11 mil millones de guaraníes y se alcanzó antes del cierre a 12.074.272.461 superando el objetivo.Teletón. Recaudación

Momentos de emoción se vivieron poco después de la media noche cuando el Director Ejecutivo de Teletón Paraguay, Andrés Silva, anunció que la meta propuesta fue superada de nuevo gracias a la solidaridad del pueblo paraguayo.

Foto compartida en TW Marcia Martinez ‏@marcia_maidana

Se pudo. Foto compartida por Marcia Martinez ‏@marcia_maidana en Twitter.

En horas de la siesta se generó preocupación porque la recaudación no era la que se esperaba, pero finalmente a la tarde y noche, como ha ocurrido en años anteriores, las donaciones fueron más constantes hasta llevar tranquilidad incluso a dos horas del cierre, donde ya solo era esperar alcanzar el objetivo.

De acuerdo a las explicaciones de la actividad solidaria, todo lo recaudado se utilizará para ampliar los servicios de dos centros de habilitación de Teletón.

1 comentario

Archivado bajo Niños y Adolescentes, Noticias de Paraguay, Salud, Sociedad

Desnutrición infantil, un grave drama en Paraguay

Imagen publicada en el blog Nutrición en Armonía.

Una especialista en nutrición aborda en su espacio en la web un tema que afecta a cientos de niños: la desnutrición. Hace un análisis sobre la situación y propone una lucha para erradicar este grave problema en Paraguay.

Por Stefania Mena. Del blog Nutrición en Armonía

Antes de empezar a escribir sobre el tema, me puse a buscar imágenes de niños con desnutrición crónica y ya se imaginarán las fotos que encontré. Estamos hablando de fotos fuertes y reales de niños vulnerables, que te hacen bajar de las nubes y romper tu burbuja.

No podemos dejar de lado este tema que nos llega muy de cerca a todos los paraguayos. Tendríamos que estar ciegos para no ver la realidad en la que está pasando nuestra sociedad.

Me decidí a escribir este artículo debido a la influencia de una investigación a nivel demográfica realizada por el Sr Robert Cano sobre la desnutrición infantil. A más de uno les habrá puesto los pelos de punta (incluyéndome), ya que no está tan lejos de nuestro alcance, y habiendo tantos casos que pudimos haber evitado con una buena información o con un poco de interés hacia los demás.

¿A que nos referimos cuando hablamos de desnutrición infantil?
La desnutrición infantil es consecuencia de la poca ingesta de alimentos en la infancia. Durante la niñez es la etapa en la que más se necesitan de nutrientes para poder desarrollarse en forma adecuada.

Esta poca ingesta de alimentos puede deberse a la falta de alimento en lugares muy pobres de la población, en los cuales no pueden acceder a una canasta básica de alimentos.

Los que más sufren esta falta de alimentos son los niños, esta situación se ve agravada por infecciones oportunistas que pueden producir entre otras cosas: diarrea y deshidratación.

Para poder entender un poco más qué es la desnutrición infantil, es importante que conozcan que existen diferentes grados de desnutrición y malnutrición en los niños.

TIPOS DE DESNUTRICIÓN

Marasmo: Se caracteriza por ser una desnutrición por bajo consumo de alimentos. Es típico de los niños de clases baja de zonas urbanizadas. Estos niños son amamantados por corto plazo y luego se los alimenta con leches diluídas y contaminadas por el agua, lo cual trae aparejado diarreas e infecciones gastrointestinales que desnutren al niño. El niño marasmático tiene retraso en el peso para la edad y del peso para la talla, pierde el tejido graso, entre otras características.

Kwashiorkor: Este tipo de desnutrición se caracteriza por ser básicamente proteica. Suelen ser niños que han sido alimentados por período prolongado por sus madres y que después reciben una alimentación sólo a base de hidratos de carbono, pero pobre en proteínas. Estos niños presentan edema en la zona abdominal y su estado de desnutrición puede empeorar a causa de diferentes tipos de infecciones.

Es importante aclarar que cuanto más temprano se trate la desnutrición más rápida será la recuperación y menores las secuelas que puedan quedar.

SITUACIÓN EN PARAGUAY. Según la investigación realizada por el demógrafo paraguayo Robert Cano, el 40% de los niños que nacen en Paraguay serán desnutridos, o estarán en riesgo de serlo.

60.000 niños de los 150.000 que nacen anualmente estarán en condición de pobreza, haciéndoles por ende vulnerables con la desnutrición, afectando de por vida su potencial productivo (reflejándose en una disminución de la capacidad intelectual que afectará negativamente en el proceso de aprendizaje de por vida) si no es tratado o prevenido a tiempo.

Los estragos que provoca la desnutrición que se padece en la infancia son los más lamentados por una sociedad, ya que en esta etapa el mayor impacto lo sufre el cerebro del niño, en el que se producirían alteraciones metabólicas y estructurales irreversibles.

La desnutrición en los primeros años de vida puede afectar el crecimiento del individuo. Aunque es posible lograr posteriormente una mejoría en la adecuación de la talla, a través de una buena alimentación, ya que el niño continúa creciendo hasta los 18 años, estos individuos nunca alcanzan una talla normal.

¿Es cierto que existe atrofia en el cerebro de un niño desnutrido?
“Stoch y Smythe”, fueron los primeros en formular la hipótesis relativa a que la desnutrición durante los primeros dos años de vida, podrían inhibir el crecimiento del cerebro y esto produciría una reducción permanente de su tamaño y un bajo desarrollo intelectual.

Los primeros dos años de vida no sólo corresponden al período de máximo crecimiento del cerebro, sino que al final del primer año de vida, se alcanza el 70% del peso del cerebro adulto, constituyendo también, casi el período total de crecimiento de este órgano.

El niño con desnutrición grave, presenta un menor diámetro del cráneo, pero también se ha podido comprobar que no sólo se detiene el crecimiento cerebral, sino que además hay una atrofia del cerebro, formándose un espacio que es ocupado por líquido cefalorraquídeo, como consecuencia de ello, la transiluminación es intensa. Con ello se pone en evidencia la atrofia del cerebro en el desnutrido, que se puede observar perfectamente en la imagen.

También el desarrollo del sistema nervioso central está determinado en los primeros 18 meses de vida del niño. Si durante este tiempo el niño no recibe una adecuada ingesta de nutrientes y estimulación sensorial, se produce una atrofia el desarrollo neuronal como se observa en la figura, donde se puede apreciar las diferencias de forma y tamaño de las neuronas y sus ramificaciones dendríticas entre un niño normal y uno desnutrido.

¿Se imaginan cuántos niños son afectados en su desarrollo físico y mental y todavía ni dieron sus primeros pasos y llegarán a ser tan vulnerables toda la vida por culpa de algo tan básico? Dejemos de ser ciegos, sordos y mudos, esto nos compete a todos!

Y así como dijo el Sr Robert Cano, ¿cuántos genios dejamos escapar por culpa de esto?

“Si no erradicamos la desnutrición infantil en Paraguay, no hay educación que valga”

«Erradicar la desnutrición infantil costaría al estado 27 millones de dólares al año nada más»

Por todo esto y mucho más, apoyemos y luchemos por erradicarla en Paraguay y compartamos la información, para que todos seamos conscientes de lo que podemos prevenir!!

A continuación el video que espero recorra todo el país, en el minuto 8 habla sobre la desnutrición infantil:

Informaciones obtenidas de “Desnutrición infantil, salud y pobreza”: intervención desde un programa integral: http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0212-16112006000700011&script=sci_arttext

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias de Paraguay, Salud, Sociedad

Clases de nutrición en las escuelas

Dibujo publicado en http://www.nutricion.pro

Preocupada por los hábitos de alimentación de los niños paraguayos, la profesional en nutrición Stefanía Mena plantea analizar la posibilidad de incluir este tema entre las materias de educación escolar. Un tema para analizar.

***

Por Stefanía Mena (Artículo publicado en su blog Nutrición en Armonía)

Desde hace un buen tiempo me pregunto por qué en Paraguay no se implementan clases de nutrición como materia en las escuelas.

Si miramos las estadísticas sobre los hábitos de consumo, sobre el sobrepeso y la obesidad, y sobre los escasos conocimientos nutricionales que presenta la población paraguaya, no sería mala idea implementar esta estrategia.

Sacar las comidas chatarra en las cantinas ubicadas en las escuelas, no mejorará la nutrición de los niños y jóvenes. Sabemos que ese tipo de medidas carece de posibilidades de éxito, porque competir contra industrias tan poderosas como son algunas productoras de refrescos de cola sería imposible.

Una solución de fondo consistiría en brindar educación nutricional. La nutrición debería ser materia obligatoria en la enseñanza primaria en nuestro país.

Hay que enseñar a los niños a comer sano y el mejor lugar para hacerlo son las escuelas, donde ellos adquieren o copian lo que hacen sus compañeros. Hay que instruirles a no comer fuera de hora y que adopten un régimen disciplinario de comidas; por ejemplo, mantener las cinco comidas principales diarias: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena, evitar el picoteo y las chatarras.

Si la nutrición fuera una materia más en las aulas desde que los niños son muy pequeños, algunos de los problemas con los que nos encontramos en la actualidad tendrían una escasa incidencia en la población y especialmente en la infantil.

Esto ayudaría a disminuir los problemas y complicaciones relacionados con la diabetes mellitus, enfermedades coronarias y cerebrovasculares, enfermedades que derivan de inadecuados hábitos alimenticios y que constituyen la primera, segunda y tercera causas de fallecimientos en toda América Latina .

La educación de los niños permitiría atacar ese problema de manera indirecta en las familias. Introducir una materia de esta naturaleza implica establecer objetivos a largo plazo, ya que no podemos modificar en media hora la conducta de un niño.

Educar nutricionalmente a un niño debe hacerse con calma, con pasos que sean consolidados y nunca obligados, ya que se puede crear una aversión a la comida.

Cuando el bachiller egrese, ya habrá cursado durante 15 años la materia de educación nutricional, de manera que tendrá los instrumentos necesarios para decidir qué debe comer, ya estaría dominando el tema de selección de alimentos.

2 comentarios

Archivado bajo Salud, Sociedad

Los carbohitratos

El mito de que los carbohidratos engordan crece cada vez más. Si calculamos una dieta basada en 2.000 calorías diarias, lo recomendable es consumir 250 gramos de carbohidratos diarios. Tenemos que tener en cuenta que 15 gramos de carbohidratos cuentan como una porción.

¿Cuántas porciones de estos alimentos se debemos consumir diariamente para llevar una alimentación equilibrada?

La leche: Una taza de leche descremada sin grasa equivalen a 15 gramos de carbohidratos.

Los productos lácteos aportan calcio, proteínas, vitamina D y otros nutrientes esenciales, por lo que se deben incluir dentro de nuestra dieta básica.

Eso sí, debemos remplazar la leche entera por la leche descremada y optar por productos lácteos bajos en grasa.

El yogurt : 1 porción de carbohidratos equivale a una taza de yogur descremado.

El yogurt descremado es una gran opción saludable. Los yogures saborizados generalmente tienen mucho azúcar, lo cual es perjudicial para el organismo. Si queremos añadirle un poco más de dulce, se recomienda cortar frutas, como la manzana, y colocarlos adentro, otra opción podrían ser las nueces.

Las frutas: Una pequeña porción contiene 15 gramos de carbohidratos. Todos sabemos que las frutas en sí hacen  bien a la salud, pero de igual manera debemos tener cuidado con las porciones.

Si hablamos de una persona con diabetes, frutas como las manzanas, las bananas, los melones son las mejores opciones. Eso sí, debe cuidarse de las peras y las uvas, pues pueden tener demasiado azúcar.

No porque las frutas sean saludables debemos exagerar su ingesta, con 3/4 de taza de frutas diarias es más que suficiente.

Los panificados: Una rebanada de pan equivale a 15 gramos o una porción de carbohidratos. Aunque el pan blanco y el integral tienen un contenido de carbohidratos similares, este último es su mejor opción, pues por lo general tiene dos veces más de fibra que el pan blanco. Esto significa que se digieren más lentamente y que el azúcar en la sangre aumentará de manera más gradual después de comer.

Las pastas: Se recomienda consumir diariamente solo un tercio de taza de pasta. Al igual que con el pan, también debe optar por los fideos integrales en lugar de la pasta hecha con harina blanca.

¿Cómo debe servirse? Debe poner en su plato una cantidad aproximada a la mitad del tamaño de una pelota de tenis. Pero, debemos cuidar al servirnos y no llenar en exceso el plato, ya que se puede conseguir con facilidad los carbohidratos recomendados para todo un día en una sola comida. Aquí es donde ocurre el mayor error.

Los cereales: 15 gramos equivalen a 3/4 de taza de cereal seco. El desayuno es la comida más importante del día, especialmente para las personas con diabetes. Una alimentación equilibrada en la mañana le ayuda a empezar el día saludable y con energía.

Una gran opción puede ser ingerir un tazón de salvado de avena con leche descremada. Además, debemos evitar en lo posible los cereales que contengan mucho azúcar y sean bajos en fibra.

Los jugos: Una porción de carbohidratos consiste en media taza de jugo de fruta.

Siempre recomendable elegir frutas en lugar de jugo porque estas contienen fibra. Además, el jugo, incluso los que no tienen azúcar, es alto en calorías. Tres vasos contienen entre 300 a 400 calorías.

Las personas que no quieren renunciar a tomar un jugo de naranja en las mañanas deben beber solo un vaso pequeño. Y en lugar de consumir botellas gigantes de bebidas azucaradas, prefiera el agua o té sin azúcar.

Las famosas galletitas: Una porción equivale a 4 a 6 galletas saladas. Cuando compramos un paquete debemos fijarnos en la cantidad de carbohidratos y ver el contenido de grasas trans y sodio. Incluso las galletas relativamente bajas en carbohidratos pueden tener un montón de grasas no saludables y mucha sal.

Es recomendable comprar galletas con no más de 200 miligramos de sodio por porción de carbohidratos. Por el contrario, si lo tuyo es comer galletas dulces, lo mejor es limitar su consumo a una o dos como máximo. Sabemos que cuesta dejarlas de comer, por eso es mejor separarlas del paquete y controlar su consumo.

Los helados: Media taza de helado es lo mismo que 15 gramos de carbohidratos.

¿A quién no le gusta el helado? Es algo que no podemos evitar, pero debido a contiene tanta grasa, solo deberíamos comer ocasionalmente, en pequeñas porciones.

Del blog NutriciónenArmonía. Leer más


1 comentario

Archivado bajo Salud