CULTURA

Comunicación Participativa

La dupla Alegre – Filizzola tras el fracaso de las negociaciones con el Unace

El fracaso de las negociaciones entre el PLRA, Alegre y el partido Unace. Rafael Filizzola, en el medio de la tormenta. Los actores de esta historia. El desafío de la dupla que se impuso por la imagen que proyectó.

Efraín Alegre y Rafael Filizzola

La dupla Efraín Alegre y Rafael Filizzola, inscripta por la Alianza Paraguay Alegre. Foto publicada en la página de Facebook de Efraín Alegre.

Asunción, 16/02/2013 (Politicapy.com) La historia del fracasado acuerdo entre el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y el partido Unace, se desarrolló así: Las conversaciones comenzaron tras la muerte de Lino Oviedo. El PLRA quería sumar votos, Unace quería integrar la chapa y un acuerdo de cogobierno, para, de ganar, evitar una dispersión del sector ante la ausencia de su líder.

En el momento en que saltó la imposibilidad de que Ariel Oviedo –hijo del general fallecido- se convierta en candidato a vicepresidente, por cuestiones legales, los liberales perdieron interés porque sabían que el apellido Oviedo era lo que podía movilizar en masa a los oviedistas. Tener al hijo de Oviedo en la chapa era el motor que podría aglutinar por ahora a un partido – reconocido por el propio Jorge Oviedo Matto – movido por el sentimiento hacia el líder.

La Alianza Paguay Alegre debía inscribir la dupla presidencial el lunes al mediodía. No lo hicieron por pedido de la viuda de Oviedo, Raquel Marín, quien abrió la posibilidad de un acuerdo con el PLRA. Sí, con el PLRA.

La tormenta de especulaciones inició inmediatamente y saltó el nombre de Ariel Oviedo como candidato a vicepresidente. Un día antes de este pedido, Ariel se reunió con Horacio Cartes, quien en más de una ocasión afirmó que el hijo del general es como su “hermano menor” y que se había hospedado en su casa mientras su padre estaba con refugio político en Brasil.

¿Qué pasó entre el domingo y el lunes, cuando el Unace decide abiertamente aceptar un diálogo con el PLRA? Solo los protagonistas de la historia lo saben, pero las especulaciones saltan por todos lados.¿Tuvo que ver Cartes en algo de lo que pasó después? Parece descabellado y sería darle mucho protagonismo en esta historia, pero y si tuvo algo que ver, fue como una operación quirúrgica para implantar un veneno en la Alianza Paraguay Alegre.

“Ariel no puede ser candidato a vicepresidente”, advirtieron los abogados expertos en temas electorales poco después del planteamiento oficial. Y se empantanó lo que ya se daba como un hecho: La dupla Alegre-Oviedo.

El PLRA analizó la situación y empezó a cerrar las puertas. Ante ello, Unace propuso otros nombres, incluido el que ahora es el candidato presidencial del sector, Lino César Oviedo Sánchez, sobrino del ex líder y fundador del partido Unace. No era igual, para el PLRA.

Los liberales pusieron en la mesa las dos opciones, y lo definieron en cuestión de horas.

  1. Lograr un acuerdo con Unace y aceptar modificar la chapa presidencial, cediendo la designación, con el riesgo de no lograr los votos que esperaban con Ariel.  Se exponía, además, a la crítica de algunos sectores que rechazan al oviedismo.
  2. Mantener la chapa presidencial con Rafael Filizzola –dejado de lado durante las negociaciones- e intentar luego lograr un acuerdo con otros sectores, incluido el Unace, para el voto útil.

El PLRA –o mejor, parte del sector del PLRA- optó por la segunda opción.

Alegre-Filizzola, la dupla que se impuso por un mejor posicionamiento de imagen, viene trabajando desde hace dos años. Romperla en unos días por un acuerdo con el Unace no era la mejor idea para las estrategias de comunicación. La chapa fue presentada durante toda la campaña electoral como una que representa seriedad y unidad, la dupla perfecta.

Un cambio a última hora representaba un riesgo.  Sin embargo, el interés de cambiarla y las públicas negociaciones desataron una serie de críticas de sectores incluso vinculados a la Alianza Paraguay Alegre.Filizzola se sintió incómodo y se notó en las siguientes presentaciones públicas junto a Alegre. Y desde el Partido Colorado se dio el mensaje de que en verdad Alegre estaba dando manotazos de ahogado.

La dupla Alegre-Filizzola fue inscripta oficialmente luego de la ráfaga informativa de negociaciones y el  fracaso del acuerdo con el partido Unace. El mismo presidenciable lamentó la falta de acuerdo con el oviedismo, teniendo a su lado a su compañero de fórmula, que debía tragarse el discurso y asegurar luego que nunca le pidieron la renuncia. La esposa del candidato a vicepresidente, Desiree Masi, aseguraba a los medios que no creía que iban a ser víctimas de “una mala jugada” de Alegre. Ambos, sin embargo,  saben que en política si uno no renuncia, sencillamente se lo cambia. Las razones ya no importan. Y parte de la dirigencia del PLRA no se siente comprometida con Filizzola.

Efraín Alegre. Foto compartida en el perfil de FBLAS EXPLICACIONES. “Valoro mucho todas sus opiniones y percepciones con respecto al breve periodo de tiempo que nos tomamos para analizar las propuestas que nos han hecho llegar otros sectores políticos”, dijo Alegre en su Fan Page de Facebook. Y agregó: “Desde un comienzo la filosofía de esta alianza fue hablar con la verdad y construir el mejor plan de gobierno, y como dijimos en una oportunidad… ¡Vamos por buen camino!”.

En el día de la inscripción de las candidaturas, el presidenciable indicó: “El pasado lunes no nos presentamos porque hablamos con el Partido Unace, hoy les decimos hablamos con el Unace, hoy venimos a presentar la propuesta porque lamentablemente no hemos logrado el entendimiento que queríamos y buscábamos tanto ellos como nosotros”. Inquieto, moviendo las manos, impaciente, estaba a su lado Rafael Filizzola, quien poco antes había dicho que no le habían pedido nunca la renuncia.

De acuerdo con lo señalado por Alegre, la negociación con la cúpula del Unace, no prosperó debido a diferencias en los cupos solicitados. “No logramos el entendimiento con respecto a los planteamientos que ellos hicieron (…) por cuestiones muy diversas que hacen a la integración de distintos espacios”, expresó. No contó que la amistad con Filizzola también tuvo un peso muy fuerte en la decisión final.

Acepten o no, la imagen de la dupla fue afectada. Alegre ahora intenta retomar la fuerza que tenía junto a Filizzola, a pesar de haber analizado la posibilidad de cambiarlo por un acuerdo con el Unace. El reto que tendrán ahora como dupla será demostrar que nada ha cambiado, que a pesar de las negociaciones que casi quitan a Filizzola, siguen siendo la dupla que propone unidad y seriedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16/02/2013 por en Noticias de Paraguay, Política y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: